Determinar el precio de un producto es la parte fundamental y principal para llevar a cabo un proceso de venta; así que, si no sabes cómo determinar el precio adecuado a los productos que ofreces al mercado, no busques más, aquí te ayudaremos. A través de las recomendaciones que te diremos podrás asignar un precio adecuado a cada producto que ofrezcas a los consumidores.

Pero antes de empezar, ¿Por qué es importante el precio en las estrategias de Marketing?

El precio es la herramienta dentro del Marketing Mix que nos permite generar un flujo económico dentro de nuestra empresa; puesto que las otras herramientas del Marketing sólo se enfocan en atraer posibles compradores y promover una distribución de los productos con los consumidores. Por tal motivo, la estrategia en la asignación de precios debe desarrollarse con cuidado, apoyándose en la oferta, la demanda y las promociones.

El portal Banxico Educa dice lo siguiente sobre el precio:

Cantidad de dinero dada a cambio de un a mercancía o servicio, es decir, el valor de una mercancía o servicio en términos monetarios.

Aunado a esto, la determinación de un precio contiene un trasfondo donde se perciben los objetivos primordiales de la empresa, ya sea generar ventas o ser reconocida dentro de un mercado específico; de manera que, el precio y el objetivo tienen que ir de la mano en la estrategia de Marketing, Por esa razón, el alza o baja de los precios no es un acto meramente improvisado, sino planeado para obtener una respuesta esperada dentro del mercado.

Para saber más sobre la influencia de la oferta, la demanda y las promociones en el precio, te dejamos el siguiente artículo: El precio en el Marketing ¿Cómo funciona?

¿Qué elementos hay que considerar antes de determinar el precio de los productos?

Determinar el precio adecuado a cada uno de tus productos conlleva analizar las características de producción, comercialización y valor que posee cada uno de nuestros productos. Por tal motivo, es importante que primero analices dos cosas:

  • Determinar los costos fijos de tus productos
  • Establecer los costos variables

Determina los costos fijos de tus productos

Al hablar sobre costos fijos nos referimos a los costos que tu empresa debe pagar cada cierto tiempo, como alquiler, seguro y servicios. Esto es importante, pues el flujo económico, que dará la venta de los productos, debe solventar estos gastos para que la empresa no desembolse o pierda dinero cada que se deba pagar algún servicio o le renta del establecimiento.

Establece los costos variables

Por costos variables hay que entender los sueldos de los empleados, la materia prima usada para la fabricación de los productos y el costo de las campañas de publicidad o Marketing para dar a conocer los productos. De esta forma, todos los costos de producción y comercialización quedarán solventados sin que tu empresa tenga que perder ganancias.

Como consecuencia de estos dos costos, tendrás un precio neto de la fabricación de cada producto que te permite solventar los costos fijos y variables, para, posteriormente, asignarle un precio mayor o margen de utilidades que serán las ganancias por cada producto vendido al mercado.

Recomendaciones para asignar el precio a los productos que ofrecemos al mercado.

A continuación te dejamos algunas recomendaciones que debes tener en consideración para decidir qué margen de utilidades incluir en tus productos y así, determinar el precio adecuado de venta en el mercado.

  • Identifica qué clasificación contienen tus productos.

Un producto diseñado para cubrir una necesidad específica contiene un precio más elevado en comparación a los productos que son más generales y menos específicos. Para satisfacer una necesidad específica de un consumidor es necesario tener productos variados que cubran diferentes utilidades, lo cual conlleva mayor costo de producción y, por consiguiente, un mayor precio de venta al consumidor; por tal razón un refresco y un automóvil no tienen el mismo precio.

  • Compara el precio de tus productos con productos similares en el mercado.

No es malo comparar los precios con las empresas rivales, sino todo lo contrario. Con esto obtendrás un precio piso, el más bajo, y un precio techo, el más alto, lo recomendable es colocar tus productos en la media de ambos precios. Así pues, si el precio techo de un producto es de $40 y el precio piso es de $20, lo adecuado sería colocar tus productos en un precio medio de $30, pues, para los consumidores, un producto de precio medio representa un producto de buena calidad.

  • Analiza la calidad de tus productos

La calidad es un factor determinante que permite que un consumidor quiera pagar más o menos por un producto. Por tal motivo los productos  que poseen un precio cercano al precio piso son relacionados a una baja calidad. Además de esto, los consumidores prefieren adquirir productos a un precio mayor cuando éstos están respaldados por una buena calidad.

  • Contempla el valor de tus productos

Haz que los consumidores conozcan los beneficios que ofrecen tus productos. De tal manera que el precio que asignes pueda estar por encima del precio medio y esté respaldado por el valor de tu producto. Por este motivo, los consumidores, al comprar en internet, pagan más para que sus productos lleguen en un menor tiempo, pues este beneficio que ofrece la empresa tiene un costo extra sobre el precio del producto.

  • Investiga cuánto conocen los consumidores a tu empresa en el mercado

Realiza una investigación entre los consumidores para saber cuán reconocida es tu empresa. Conocer estas estadísticas te permitirá asignar un precio por encima del precio techo a tus productos, puesto que el poder de la marca o reconocimiento de la empresa es un elemento en el que se fijan mucho los consumidores. Por ejemplo, en un supermercado el precio entre un yogurth de marca reconocida es mayor al precio de un yogurth de marca libre, asimismo, se vende más el producto reconocido que el no reconocido.

Estas son las recomendaciones que te damos para ayudarte a asignar el precio de venta de tus productos que ofreces al mercado y puedas obtener tanto los costos de producción como un margen de ganancia por cada producto que ofrezcas a los consumidores.

Compártenos en un comentario tu experiencia al llevar a cabo estas recomendaciones.

Si deseas saber sobre las clasificaciones de los productos te invitamos a ver: El producto en Marketing: su clasificación.

También te puede interesar: Influencer Marketing: ¿Cómo contratar a un influencer?

¡Compártelo!