El Marketing es el encargado de investigar y observar el mercado para identificar las necesidades y deseos de los consumidores; asimismo, corresponde a una de las cuatro áreas del proceso administrativo de una empresa, bajo el nombre de Mercadotecnia. Por lo tanto, el Marketing puede definirse como el sistema que regula aquello que generará ventas dentro de un mercado meta.

Por ello, Kotler y Armstrong en su libro Fundamentos de Marketing dicen:

Muchas personas piensan que el Marketing es sólo vender y anunciar. (…) Sin embrago, la venta y la publicidad son sólo la punta del iceberg del Marketing. (…) Hoy en día es preciso entender el Marketing, no en el sentido antiguo de lograr una venta -«hablar y vender»-, sino en el nuevo sentido de satisfacer las necesidades del cliente. Si el mercadólogo entiende bien las necesidades de los consumidores, desarrolla productos que ofrecen mayor valor, les asigna precios apropiados, y los distribuye y promueve de manera eficaz, esos productos se venderán muy fácilmente.»

Pero… ¿Cómo funciona el Marketing?

Al realizar una investigación de las necesidades y deseos de los consumidores locales, es posible identificar las áreas de oportunidad en el mercado; de esta manera, nuestra empresa desarrollará productos o servicios que den respuesta y satisfagan los intereses de los consumidores.

Ya vimos ¿Qué es? y ¿Cómo funciona?. Pero… ¿Qué objetivos tiene?

Los objetivos principales que busca la Mercadotecnia son cuatro:

  1. Identificar oportunidades en el mercado.
  2. Crear productos o servicios deseados por los consumidores.
  3. Comunicar el valor del producto.
  4. Promover las ventas de nuestros productos o servicios.

Veamos cada una por separado:

Identificar oportunidades en el mercado

Este primer objetivo busca que nuestra empresa identifique áreas de oportunidad a explotar en el mercado mediante la realización de una investigación de las necesidades y deseos de los consumidores.

Crear productos deseados por los consumidores

Una vez identificadas las áreas de oportunidad de nuestro mercado, podemos crear productos o servicios que den respuesta y satisfagan los intereses de los consumidores. Con esto, la empresa no tendrá competencia y logrará tener un buen posicionamiento en el mercado.

Comunicar el valor del producto

Es necesario que los consumidores conozcan la calidad y el valor o beneficio que ofrecen los productos o servicios de nuestra empresa. Esto es importante, porque los consumidores preferirán aquellos productos o servicios que más beneficios otorguen. Por ello, los servicios de correo ofrecen entregas rápidas y confiables.

Promover las ventas de nuestros productos o servicios

Las ventas serán el final del proceso de Mercadotecnia de nuestra empresa. Por lo tanto, debemos crear productos o servicios de calidad, valor y que den respuesta a los intereses de los consumidores si queremos que nuestra empresa genere ventas de manera fácil.

Para llevar a cabo una buena estrategia de Mercadotecnia en tu empresa, te recomendamos lo siguiente:

estrategia de Marketing
Estrategias para realizar un plan de Marketing
Realiza una investigación previa al desarrollo de tus productos o servicios.

Así, podrás generar productos o servicios adecuados a las necesidades y deseos de los consumidores; para ello, evita crear productos o servicios sin antes saber si serán útiles para los consumidores. Así pues, supongamos que los consumidores de nuestro mercado local  compran productos para el cuidado de sus mascotas; lo recomendable es investigar y observar qué productos pueden entrar en ese mercado, o bien, que servicios hacen falta, como un servicio de guardería canina. De esta manera, los servicios o productos que ofrezca tu empresa no tendrán competencia en el mercado.

Céntrate en resolver las necesidades de los consumidores.

De esta manera, los productos o servicios que ofrezca tu empresa serán de utilidad para los consumidores y, por lo tanto, querrán adquirirlos. Así pues, evita ofrecer productos similares a los que están en el mercado local, ya que no obtendrás resultados positivos si ofreces más productos genéricos a los consumidores. Por ejemplo, supongamos que en tu localidad existen diversas tiendas de abarrotes, pero los consumidores se quejan por la calidad y escasez de los productos de limpieza que ofrecen. En este punto, el consumidor nos está diciendo qué producto necesita; esto es una área de oportunidad. Por lo tanto, lo adecuado no es abrir otra tienda de abarrotes, sino una tienda de productos de limpieza que ofrezca productos de calidad y variedad para los consumidores.

En conclusión, el Marketing o Mercadotecnia es el medio por el cual conoceremos las necesidades y deseos de los consumidores; y, a partir de esto, podremos generar productos o servicios de calidad y valor para los consumidores que, sin duda, querrán adquirir para satisfacer sus necesidades.

También te puede interesar: ¿Qué es un canal de distribución? y ¿Cómo ayuda a mi empresa?