El precio, así como el producto, la plaza y la promoción, forman parte de las cuatro herramientas del Marketing Mix; en consecuencia, el precio es el valor monetario aplicable a los productos o servicios que nuestra empresa ofrece al mercado y el costo por el cual los consumidores satisfacen sus necesidades.

Por lo tanto, el precio es lo que el consumidor debe pagar para poder obtener algo a cambio; por ejemplo, un consumidor paga un servicio de renta de habitación para obtener un lugar donde vivir por el tiempo que cubre su pago; o bien, un consumidor paga para adquirir productos que ofrece un restaurante y así dar solución a su necesidad de comer.

Para saber más:  Las 4 Ps del Marketing o Marketing Mix

Pero… ¿Cómo funciona el precio en la estrategia de Marketing?

El precio, dentro del Marketing, es una herramienta que funciona en colaboración con la promoción y la demanda con el objetivo de ayudar a que la empresa genere ventas en el mercado; de esta manera, el alza o baja de los precios de los productos funcionan como una estrategia de Marketing para captar la atención de los consumidores.

Veamos como trabajan la demanda y la promoción.

El precio y la demanda

La fijación de un precio aplicado a un producto no se realiza de manera aleatoria, sino que se adecua según la oferta y la demanda del mercado; por tal motivo, estos dos factores permiten adecuar el precio según lo requiera el mercado.

¿Qué es la oferta y la demanda?

Son dos elementos que nos indican cuán requerido es o no un producto en el mercado y su posible valor monetario asignado para su adquisición. Aunado a eso, el portal Banxico Educa nos dice lo siguiente:

La oferta que es la cantidad de bienes y servicios que se ponen a la venta, que pueden ser frijoles, horas de clase de matemáticas, dulces o cualquier otra cosa que se nos ocurra. Por otro lado la demanda, es igual a la cantidad que desean comprar los interesados.

Por lo tanto, una empresa debe conocer la oferta y la demanda de sus productos dentro del mercado, para determinar si la asignación de los precios de sus productos es adecuada o no; igualmente, subir o bajar los precios según la demanda para generar más ventas entre los consumidores. Así pues, supongamos que nuestra empresa tiene mayor demanda que otras empresas que ofrecen los mismos productos a un mayor costo; en este sentido, la demanda permite subir el precio sin afectar la oferta, siempre y cuando no sobrepase los precios de la competencia, pues podría ser contraproducente.

Ahora bien, un caso contrario. Supongamos que nuestra empresa no posee la oferta que quisiéramos, para solucionar este problema, lo adecuado es bajar el precio de los productos para aumentar la demanda; con esto nuestra empresa tendrá ventas y será reconocida en el mercado.

El influjo de la promoción

Dentro del Marketing, dar a conocer información de los productos que se ofrecen al mercado es una estrategia adecuada para generar ventas; es este sentido, el precio de adquisición de los productos que se ofrecen al mercado está ligado a la demanda de los mismos. Sin embargo, la promoción es una herramienta que permite generar o aumentar la demanda de los productos que se ofrecen al mercado.

Así pues, hacer llegar a los consumidores información sobre los beneficios que poseen los productos, permite atraer su atención y generar posibles compradores; de esta forma, las promociones como rebajas, descuentos, productos de regalo o premios a los consumidores son cosas que motivan a los consumidores al momento de adquirir algún producto.

En este sentido, supongamos que nuestra empresa ofrece productos elaborados a base de cacao pero no genera ventas aún ofreciéndolos a un bajo costo. Para este caso, la manera para generar demanda de nuestros productos no es mediante el cambio en el precio, pues ya se encuentra bajo, sino en la creación de promociones que permitan generar ventas. Así, los consumidores pondrán su atención en los productos y querrán obtenerlos por la promoción que se ofrece. De esta forma, nuestra empresa empezará a tener una mayor oferta y demanda, lo cual generará el alza de nuestros productos en el mercado.

En conclusión, el precio de los productos que se ofrecen al mercado es una estrategia del Marketing. También, dentro de esta estrategia, intervienen factores como la oferta, demanda y promociones en la asignación de los precios, con la finalidad de favorecer a la empresa con un mayor número de ventas y colocarla como favorita dentro de un mercado específico.

También te puede interesar: ¿Qué es el Marketing?, función y objetivos.